La prédica del 1%

Vivir en un mundo de decepciones por decisiones que tomamos, sin darnos cuenta a quienes afectamos puede convertirse en una prédica. Sí, predico que el ser humano tiene más posibilidades de crear una amistad con el fracaso que una relación formal con el éxito.

El éxito es un sentimiento que todos podemos acariciar por un diminuto momento, particularmente viniendo de un largo proceso donde abunda el fracaso, la tristeza, el desaliento, la lucha campante del yo puedo con él ya estoy cansado.

Es un camino donde existen más comienzos que finales de gloria, y es que tal vez nos sobran fuerzas para comenzar, pero ya no se respira igual cuando se está acercando el final… Que entre más se camine o se corra, siempre, pero siempre nacerán problemas y situaciones que nos detienen con un golpe fuerte, haciéndonos desplomar, perdiendo energías que quizás nunca se renovarán.

El fracaso termina como un hábito que no quieres llevar y si darnos cuenta se convierte en nuestro profesor de la vida, aquel que te enseña todas las teorías, gritándote desesperadamente y es justo en ese momento de elevada dosis de frustración en que entendemos que el fracaso es el hermano mayor del éxito.

Y sumamos y restamos sacando un promedio donde el 99% de la vida andamos fracasando y solo reímos justo al éxito, ese 1% del tiempo que lo intentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .