Regresa

     A veces me miro en el espejo y no te encuentro. Aunque soy yo en ese reflejo, hay una parte de mi que no reconozco. No valido. Es entonces cuando me doy cuenta que me faltas tú. Esa otra parte de mi esencia a la que he traicionado pensando que no vale, que no es necesaria. Al final del día nadie me culpa, las situaciones de la vida me consumen, cada abrir y cerrar de ojos se hace cada vez más pesado y me traiciono a mi mism@. Te traiciono porque en esta circunstancia no me gustas, no me agradas y no te quiero cerca de mí, pero entonces me miro al espejo y no te veo. Me haces falta. Regresa a mí.

   Te dudo, dudo de mism@, porque ante nuestra mirada se levanta una enorme pared que detiene nuestra vida. No hay salida. Solo dudas, son esas dudas, dudas que ahogan todo lo que hemos conocido, todo lo que hemos luchado y construído. Es la temida obscuridad que nos arropa, la temida noche que ha alcanzado nuestra travesía. Se acerca sedienta de mis fuerzas, de mi belleza, de mi encanto; se acerca reclamando ser nuestra dueña y no me le puedo resistir porque no estas. Dice ser nuestra creadora, dice ser tu propósito, dice ser más fuerte que nuestro todo. Te busco y no te encuentro porque no me creo a mí mism@.

 Pero ya tampoco le creo a esa voz que me hace traicionarte y hoy es el día para volverte a ver.

    Hoy me levanto renovad@, hoy busco mi nuevo amanecer. Es el fin del abismo abrumador. Es el fin de las dulces, pero traicioneras tristezas. Ya no vago más, hoy es el día de ser valiente, el día de enfrentar con coraje al devorador silencio y no callar más. No más sumisión, no más estado de víctima. Hoy es el día, es el día de levantar mi mirada al cielo, de levantar mis hombros, de incorporar todo aquello extraviado. Es el fin, el fin de toda desilusión, de todo obscuro recuerdo… No tengo miedo. ¡No tengo miedo! Que se levante de su trono la vida, porque aquí vengo con espíritu inquebrantable, que se levante de su carruaje la mentira, porque vengo con la verdad bajo mi corazón. ¡Es el fin, y antes de que acabe, déjame decirte que yo valgo! Hoy es el fin de todo dolor, de toda angustia, de todo mal pensamiento. Hoy es el día, hoy me levanto, hoy ofrezco mi corazón y mi alma. Hoy triunfo. HOY ME ENCUENTRO A MI MISM@.

  Dios ha puesto para mí todo lo bello sobre los muros de la esperanza, y he decido acercarme a la vida. Ya no me dispongo a observar la noche demasiado, ahora camino. Busco un futuro, el deseo de ser lo que por dentro siempre he sabido ser. Vuelvo a mi mism@. Regreso, regreso a mí. Regreso porque me amo, te amo. Regreso porque los paraísos que de las manos de Dios nacen me esperan para decirme lo hermos@ que soy. Ahora canta el cielo para mí. ¡Me levanto! Heme aquí con lágrimas en mis ojos, presenciando tu regreso, alma mía has vuelto a mí.  Y me pareció absurdo. ¿De que me escondía?  ¿Por qué lloraba?

  Ahora que te tengo y confío en ti más que nadie, querido yo, le pedimos al aire sanador que alcance nuestros pies y llegue en forma de amor. Vuelve a nosotr@s tibio amanecer, calienta mi corazón, llénalo de pasión, de ganas de vivir. Ven dulce sonrisa, enamórame con tus encantos y déjame aventurar tus dichas. No te alejes demasiado esperanza, quiero tenerte atada en mi alma para que nunca me faltes, para que siempre exista un horizonte. Regresa apacible felicidad, tus momentos a nuestro lado han sido los más memorables, lo más que he disfrutado. Regresa amable compañía, llena los vacíos que ha creado la tela de araña de la soledad y me ha hecho desconfiar de mi mism@, vuelve a mis brazos porque de ti se alimenta mi existencia. Ven a mi amor querido, quédate junto a mi todo, llena todo, abarca todo, por ti respiro, por ti Dios jamás me ha abandonado. Me queda mucho por vivir, por ver, por alcanzar… Me queda espacio para respirar. Me quedan miles de caminos por andar, miles de fortunas por ganar. Ya no me traiciono a mi mism@, ahora vamos de la mano junt@s porque sé que mi valor me lo concedo yo. Vayamos al infinito y no regresemos porque la vida se vive una sola vez, hagámosla valer.

(Inspirado en las personas que sufren la terrible depresión. Según la Comisión para la Prevención del Suicidio, en el 2009, 356 personas cometieron suicidio, el número más alto en los últimos años. En el 2017 unas 253 personas perdieron la vida en manos de sí mismos, 75 después del paso del Huracán María por Puerto Rico. Algo estamos haciendo bien según las estadísticas, pero eso no es suficiente. Lo será cuando no perdamos a nadie más por causa de que no se encuentre otra salida.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .