La profundidad de tu ausencia

Un día me levanto a buscarte, para saber dónde estás, te busco en la cama, en la sala, en la cocina y en el comedor. En todas ellas ahí estas, sonriente, con tu carita inocente y bella. Me pregunto por qué tuvimos que llegar hasta este momento, en el que voy a todos lados a abrazarte y tu espíritu se cuela entre mis brazos llenándome de vacío y ausencia absoluta de tu ser. Yo nunca quise decir que no te amaba, no era cierto, yo sí te amo, pero lo comprendí tarde.

¿Porqué será que apreciamos lo más valioso que tenemos cuando ya no está, cuando se acaba, cuando muere, cuando se termina y no vuelve a ti?

Esa pregunta me la hago todos los días y me atormenta tanto saber que ya no estás. Lamento haber olvidado tu belleza, tu forma de hablar, tu manera de tocarme , de hacerme el amor y besarme. Ojalá volvieras, amor, la falta de tus caricias se me hace eterna. Me levanto y en todos los pasillos escucho tu risa, aquella descontrolada que salía luego de un chiste aburrido, sin sentido o con él. Cuando querías tirar una fotografía y no quería posar porque no me gustaba sonreír. Aquella foto pudo haber sido el mejor marco que haya podido decorar las paredes de nuestra casa y, sin embargo, mi amargura e insensatez lo impidieron.

Ahora me acompañan la soledad, la tristeza y la profundidad de cada palabra que salió de tu boca aquella noche lluviosa y fría. Quería alcanzarte, quería, pero fuiste más ágil que yo, te llamé, no respondiste, solo se escuchaban tus pasos de camino hacia ese gran océano que ahora sería lo más que odio en toda mi efímera vida. Te hice sentir incompleta, vacía, y eso no me lo perdonaré nunca. No comprendí tus silencios, tus lágrimas, tus sentimientos, no me importaron aquellas noches que pasabas sin dormir, contándole a la noche las penas que yo te hacía pasar. Te vestiste tan bonita esa noche, el silicio te quedaba tan perfecto, marcaba tus curvas, tu perfecta cintura y cuerpo. Tu pelo suelto y seductor, que cada noche me acariciaba llamando mi atención, pero mi orgullo no dejaba que te tocara o te acariciara. Yo sabía cuando tu cuerpo pedía a gritos que te hiciera mía, que consumáramos nuestro amor, pero mi maldad fue mayor y no volví a tocarte. Ahora todas esas ganas de volver a sentir tu calor me humillan, me acaban, me matan. No saber moldearme a tu figura y no comprender tu poesía fue mi mayor error. Opté por buscar otro libro, con una buena portada para leerlo algunos minutos y luego de leer par de capítulos, me di cuenta que no era interesante , que algo le faltaba, que era lo que tu tenías y era amor.

Ahora te sufro, te lloro, no quería que te fueras mi sirena, te marchaste dejándome solo y con el mayor de los cargos de conciencia. Dicen que la vida sigue luego de que alguien amado se va, pero sin ti, mi ángel, no puede seguir. Comentan que nadie muere de amor, pero es mentira. Muchos mueren de amor, mendigan amor en todos lados sin importar que no sea correspondido, otros se refugian en brazos asesinos y mal tratantes. Hay gente que luego de que su amor muere, no vuelve a ser feliz, a enamorarse, y se marchan de la faz de la tierra sin ningún tipo de ilusión o amor correspondido.

Así que, sí, hay gente que muere de amor, de amor se muere, se sufre, se llora, se grita a los cuatro vientos el vacío inmenso que deja esa persona.

Ahora los entiendo, porque yo me estoy muriendo por ti, poco a poco, así como lo hiciste tú por mi culpa. Solo me resta irte a buscar, no importa cuánto me tarde en encontrarte. Y si de algo estoy completamente seguro, es que en la tierra no habrá alguien que se compare a ti, ni se iguale nunca.

Por si lees esto, con tu vestido de silicio y lleno de diamantes, quiero que sepas que también me vestiré igual, solo para demostrarte cuán dispuesto estoy por recuperarte, aunque nadie más en lo terrenal nos vuelva a encontrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .